publicitat

Publicación n.º 76. Domingo 20 de abril de 2014

Economía @es Economía

Marc Castanyer | 25 Dic 2012

Nuevas tecnologías vs viejas actitudes

Con mi socio, estamos a punto de salir al mercado con una microempresa de reciente creación y, curiosamente en estos tiempos, dónde la globalización y el uso de nuevas tecnologías parecen elementos claves para la viabilidad de una empresa, uno de los aspectos que más problemas está dando es el del comercio electrónico y el preceptivo TPV virtual.

Fuente: Flickr (autor Anderson Mancini).

Me resulta muy chocante entrar en un banco, hemos visitado unos cuantos, para explicar que montamos una empresa y que estamos estudiando con que entidad financiera trabajar, que no necesitamos nada, que los estudios realizados auguran buenas perspectivas, que venderemos nuestros productos a nivel global, etc. y que todo sean buenas caras hasta que comentamos que al vender on-line, necesitamos un TPV virtual.

La primera reacción en la mayoría de casos es como de disgusto. Puede que sea una sensación nuestra, pero en varias ocasiones hemos preguntado al interlocutor si había algún problema, momento en que salen con eso de “habrá que estudiar muy bien vuestro caso, la web, los productos que ofertáis, los precios… Si pidierais un TPV físico, sería cuestión de horas, pero virtual…”

Las condiciones también cambian mucho entre un TPV físico y uno virtual. En una importante entidad, por ejemplo, resultó que las comisiones que planteaban eran buenas, pero con un importe fijo mínimo que para el tipo de soluciones que ofrecemos nosotros, representaban casi el ¡¡¡15%!!! De nada sirvió que argumentáramos que nuestro modelo se basa en muchas operaciones de pequeños importes. Eso sí, si contratábamos el seguro del local, de casa, o del coche, por citar algunos, nos podían mejorar las condiciones…

O sea, ni Plan de Empresa ni tonterías, las condiciones no mejoran en función del negocio, sino de la vinculación, como decían ellos, con la entidad. Claro que si los resultados empresariales son lo bastante buenos, con el tiempo, se podría negociar un mejor trato, pero para empezar, tocaría tragar con uno pésimo. Ni la menor intención de negociar. No es preciso decir que descartamos esta entidad.

De todas, una ofrecía mejores condiciones globales, por lo que obviamente, optamos por ésta. Todo bien, pero con un pero que ya nos advirtieron, aunque no entendimos que sería tan importante: El proceso para aprovar el TPV virtual es lento…

Sólo falta que nos citen en el banco y nos reciba un personaje con guantes de látex

¿¿¿¿LENTO???? Llevamos un par de meses largos y todavía no tenemos respuesta. Con Isi, mi socio, hacemos la broma de que lo único que falta es que nos citen un día en el banco y nos reciba un personaje equipado con guantes de látex diciendo que tiene que hacernos una exploración muy profunda…

¡Aprovecho para desearos feliz Navidad y un gran 13!

Marc Castanyer
Experto en márketing y comunicación, con una gran curiosidad y ganas de aprendre y aplicar nuevos conocimientos. Apasionado del deporte en el cual ha desarrollado buena parte de su vida profesional. Cofundador y director de I AM ID Solutions, proyecto que compagina con otras iniciativas.

Vota l'article
2 Votat¿Te ha gustado el artículo? ¡Vótalo!

Comentarios

0

Nombre:

Correo electrónico:

  • Recibirás nuestra newsletter en castellano
publicitat